Origen

La Ley del Principado de Asturias 1/1994, de 14 de abril, de 21 de febrero, sobre abastecimiento y saneamiento de aguas, creó como tributo propio el canon de saneamiento; sin embargo, en la actualidad, los usos del agua en el Principado de Asturias y las afecciones generadas sobre el medio ambiente difieren de la situación existente en el año 1994, lo que aconseja revisar la tributación del agua en nuestro territorio.

La Ley del Principado de Asturias 1/2014, de 14 de abril, del Impuesto sobre las afecciones ambientales al uso del agua (BOPA de 22 de abril de 2014) y que entró en vigor en 1 de mayo de 2014, crea como tributo propio del Principado de Asturias, el Impuesto sobre las afecciones ambientales del uso del agua, que se aplicará en todo el territorio de la Comunidad Autónoma, con el fin de incentivar el uso racional y eficiente del agua y obtener los recursos con que preservar, proteger, mejorar y restaurar el medio hídrico.

El uso racional y eficiente del agua se potencia en la ley a través de distintos mecanismos:

  • fijando una cuota variable más elevada a partir de un nivel de consumo de agua que se considera del umbral máximo de uso racional del recurso.
  • incentivando la utilización de técnicas no contaminantes en la utilización del aguas en las actividades agropecuarias mediante su exención del impuesto, en la medida en que, aún cuando se usa el agua, y, con ello, se daría el hecho imponible, se considera no obstante que la incentivación del empleo de técnicas no contaminantes coadyuvará a la consecución de la finalidad ambiental del tributo.
  • y en el caso de usos industriales, estableciendo que la base imponible se determinará en función de la carga contaminante.

La afectación de los recursos obtenidos por el impuesto a la mejora de la calidad de las aguas, se encuentra prevista en el artículo 2 de la Ley, en virtud del cual, la recaudación del impuesto se destinará a afrontar las inversiones y los gastos de mantenimiento de las instalaciones de depuración de aguas residuales.

Las novedades más relevantes de la ley son:

  • se recupera la exención aplicable a determinados usos domésticos en la medida que no generan vertidos a las redes públicas, lo que reduce las afecciones generadas como consecuencia del uso del agua.
  • se reduce el número de modalidades de tributación y se regulan distintos aspectos de la gestión del tributo, insuficientemente desarrollados hasta ese momento
  • se modifica el régimen de recursos para armonizarlo con la normativa autonómica vigente y se desarrolla el régimen de infracciones y sanciones
  • se atribuye la gestión del impuesto al Ente Público de Servicios Tributarios.

Mientras no se dicten las normas de desarrollo del impuesto, resultarán de aplicación las normas de desarrollo del canon de saneamiento, y en particular, lo previsto en el título II del Reglamento para el Desarrollo de la Ley del Principado de Asturias 1/1994, de 21 de febrero, sobre abastecimiento y saneamiento de aguas, aprobado por Decreto 19/1998, de 23 de abril.

Quedan derogados el título II, “Canon de saneamiento”, la letra b) del artículo 24 y la disposición adicional sexta de la Ley del Principado de Asturias 1/1994, de 21 de febrero, sobre abastecimiento y saneamiento de aguas.

diseño : desarrollo : índigo